“Una mujer es bella cuando se atreve a ser quién es”

Ginecología

Tanto la osteopatía como la medicina tradicional china son unas herramientas maravillosas para acompañar a la mujer en todos sus ciclos vitales. Tenemos un cuerpo especialmente bien diseñado para latir con la naturaleza, con la tierra, para sentir su ritmo, su fuerza, su capacidad de albergar vida y de nutrir al resto de seres. Un cuerpo que, como la naturaleza, pasa por varias fases durante el transcurso de su vida (crecimiento, plenitud, climaterio…) El tratamiento ayuda a encontrar y mantener el equilibrio durante cada una de esas fases; fases que a menudo van acompañadas no sólo de síntomas físicos, sino también emocionales y mentales.

Los órganos y vísceras que se encuadran dentro de la pelvis, los encargados de la función sexual, reproductora y de eliminación como son el útero y ovarios, la vejiga y el colon, necesitan mantener un movimiento libre constante para no perder su función; por tanto, cualquier bloqueo o rigidez en el marco óseo donde se encuentran (la pelvis, la cadera, la zona lumbar y las piernas) puede afectar a su correcto funcionamiento produciendo diferentes sintomas:

  • Problemas del ciclo: amenorrea, metrorragia, anomalías del ritmo menstrual, menopausia precoz, alteraciones producidas por la menopausia.
  • Problemas hormonales: síndrome premenstrual, dismenorrea, fibromas, ovarios poliquísticos, endometriosis.
  • Problemas de la reproducción: infertilidad
  • Problemas de tipo mecánico: congestión, cicatrices, adherencias, incontinencia, infecciones…

 

Acompañamiento al embarazo

El embarazo es uno de los procesos de la vida de una mujer donde más cambios fisiológicos, mecánicos, posturales y emocionales se producen. El objetivo de estos cambios es adaptarse al nuevo ser que está creciendo dentro de ella, hacerle espacio para que crezca y a la vez servirle de límite, de referencia, para ese crecimiento. Dichos cambios comprenden desde la modificación de las curvas de la espalda y los huesos de la pelvis o el desplazamiento de los órganos abdominales mientras va creciendo el feto, hasta un aumento del volumen de sangre que va a tener que movilizar la futura madre con el consiguiente aumento de trabajo del corazón y de los pulmones.
Me gustaría recordar aquí que el embarazo es un proceso fisiológico y natural, no es una patología. Y que a priori, si la mujer embarazada está sana y es activa y flexible, puede que no necesite ayuda. Pero a veces no es así y surgen las molestias, y es entonces cuando el tratamiento se torna verdaderamente útil, facilitando la adaptación del cuerpo.

Indicaciones comunes para el tratamiento en el embarazo:

  • Dolores de espalda o ciática
  • Estreñimiento
  • Nauseas, reflujo, acidez
  • Molestias e hinchazón de piernas

Otro aspecto importante del tratamiento es la preparación al parto. La terapia tiene como finalidad liberar las estructuras principalmente implicadas en el trabajo del parto (articulaciones sacro-ilíacas, coxis, lumbares, pubis…) tanto con técnicas específicas de la osteopatía y la medicina china como con posturas y técnicas de conciencia corporal, así como visualizar y entrenar los posibles escenarios que se puedan dar llegado el momento.

Osteopatía transgeneracional

 “Cuando una mujer decide curarse se trasforma en una obra de amor y compasión, ya que no sólo se sana a sí misma, sino también a todo su linaje” Bert Hellinger